Recientemente Rolls-Royce presentó un elegante modelo bajo el nombre de Boat Tail, inspirado en los yates más finos y con todo el lujo exquisito propio de la firma británica pero que además, es limitadísimo.

El diseño es de lo más refinado, con inspiración náutica y manufactura por encargo destaca el tono azul pedido por el cliente misterioso, con una profundidad y brillo únicos. Además, el color azul se replica en las ruedas y la parte trasera destaca por la aplicación en madera, tal como los yates más finos, y por la apertura de dos compartimentos en forma de alas de mariposa desde donde se encuentra una hielera para champagne Armand de Brignac (sí, la mantiene a la temperatura perfecta) y para una vajilla Christofle of Paris con todo y molinillos de sal y pimienta incluidos.

Dicho Rolls-Royce Boat Tail fue desarrollado de la mano del departamento Coachbuild desde 2017 con el encargo de una pareja mundialmente exitosa, quienes tienen gran experiencia en encargar vehículos Rolls-Royce, y personifican realmente el conocimiento según dice la marca, con sólo 3 unidades creadas. Dadas las características de este peculiar modelo es que se deduce que Beyoncé y Jay Z podrían ser los responsables de desarrollarlo además de poseerlo, mismo que lleva una etiqueta estimada de $28 millones de dólares.

Sin duda es el Rolls-Royce de los Rolls-Royce, con un carácter propio que al cabo de las décadas será un considerado un clásico tan exótico que museos y coleccionistas de alto nivel darían lo que fuera por tenerlo en su garage.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta