No, no tenemos dislexia ni nos equivocamos. Volkswagen está tan comprometido con cread vehículos eléctricos que decidió hacer un cambio en su nombre, siendo ahora Voltswagen para hacer referencia a los volts, unidad en la que se describe el potencial eléctrico.

El primer modelo meramente eléctrico en llegar al continente americano, exactamente a EUA, es ID.4, un SUV que comienza a escribir una nueva historia para la marca. Ahora, para los autos a gasolina que se sigan vendiendo habrá una diferenciación en el color del logo «VW», con azul oscuro para los de combustión y azul claro para los eléctricos. Además, se elimina la palabra «Volkswagen» del exterior de los modelos con motor a gasolina para sólo llevar «VW» mientras que los eléctricos sí adoptarán «Voltswagen» en el exterior, así como distribuidores, redes sociales y demás medios digitales, al menos ahora en EUA.

Sin embargo, se trató de una estrategia de marketing para que Volkswagen (sí, con K) tuviera los ojos encima y se diera a conocer de una manera peculiar ID.4, sobretodo para personas que no son tan afines al mundo de los autos. Esta broma de «April Fools» le funcionó como anillo al dedo para generar ruido y tener toda la chispa puesta en ellos.

Así que no hay que preocuparnos por corregir nuestra pronunciación, Volkswagen se quedará como Volkswagen sin importar si es un auto de combustión interna o eléctrico.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta