En Bugatti, la exclusividad y deseos de cada cliente se mantienen sin importar qué tan loca pueda ser una petición aunque detalles pintados a mano en la carrocería no suena tan descabellado…hasta saber que esto requiere de experiencia y patrones específicos que resalten las bondades estéticas de cada auto.

Un cliente que recientemente adquirió dos Chiron pidió que sus nuevos autos tuvieran algo tan distintivo como pintura hecha a mano y, como es de esperarse en una marca tan renombrada, se busca perfección en cada trazo. Para completar cada auto hay que esperar 5 semanas dado que requiere de un dominio de la técnica pictórica Trompe-l’œil, la cual se caracteriza por engañar a la vista jugando con la pintura y la superficie donde se plasma una obra.

Uno de los Chiron es azul con franjas naranja pero no son cualquier cosa pues simulan la luz de un túnel cuando el auto pasa a gran velocidad. Podrá verse relativamente sencillo pero se necesita conocer la superficie con gran detalle para lograr el efecto deseado, cosa que los artistas del pincel logran con precisión milimétrica.

El otro ejemplar de Chiron es la versión Pur Sport ya que la carrocería lleva fibra de carbono azul con detalles sutiles en negro que son los responsables de crear la ilusión de luz y sombra con un balance elegante.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta