No es sorpresa que en muchos segmentos se sustituyan motores de gran desplazamiento a favor de un bloque más pequeño con algún tipo de asistencia, generalmente un turbocargador, favoreciendo los consumos de combustible pero también reduciendo las emisiones contaminantes hacia la atmósfera.

Ahora le toca a Toyota Highlander despedirse del motor V6 para adoptar uno de 4 cilindros turbo, siendo el mayor diferenciador ahora que presenta también otro par de novedades. Esta nueva fuente de poder es de 2.4 litros turbo que genera 265 hp y 309 lb-ft, que si bien es menos potencia comparado con los 295 hp del V6, sí ofrece más torque (263 lb-ft en el V6) lo cual es más importante sobretodo al ir con peso pues tiene más empuje para mover el vehículo. Por otro lado, Toyota afirma que el rendimiento combinado es exactamente el mismo mientras que la emisión de gases contaminantes es considerablemente menor, con una reducción de más del 50% de NOx, NMOG y CO2 comparado con el motor de 6 cilindros.

En temas tecnológicos, las versiones tope de gama ahora cuentan con una pantalla central de 12.3″ que actualiza su sistema operativo y un cluster digital de ese mismo tamaño con cuatro visualizaciones de información configurable.

Para el mercado norteamericano, Toyota Highlander 2023 llegará a los distribuidores antes de que acabe el año. Hay que esperar noticias de la marca en nuestro país para conocer más detalles sobre esta actualización.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta