Fue en 2018 cuando Mercedes-Benz presentó el sistema operativo MBUX en el aquel entonces nuevo Clase A, que resultó un parteaguas en cuanto a infoentretenimiento se refiere pues permite interactuar con mayor naturalidad e incluso usar comandos por voz sin tener que sonar como robot. Este sistema ha evolucionado y ahora la marca presenta MBUX Hyperscreen, una revolución de tecnología que pronto veremos en sus productos.

Se pantalla más grande instalada en un Mercedes-Benz, de 141 centímetros (55.5 pulgadas) pero también la más inteligente en cualquier auto, con información que aparece cuando tiene que aparecer. De hecho, se trata de 3 pantallas integradas bajo un mismo cristal, con tecnología OLED en la pantalla central y del pasajero, ofreciendo gran calidad de imagen a la vez de una respuesta inmediata.

Independiente a ello, Hyperscreen da la sensación de flotar pues la sección plástica que rodea las pantallas está pintada en color Silver Shadow de 3 capas que, junto al cristal que recubre toda la superficie, da la sensación de ser una sola pieza además de que la iluminación ambiental propicia el efecto de estar sobrepuesta sobre el tablero.

Bajo el principio Zero-Layer es que la pantalla central muestra toda la información que se necesita sin tener que recorrer menús además de ocultar aquella información que no requieres hasta que acercas la mano. Por otro lado, la inteligencia artificial reconoce acciones cotidianas, por lo que de manera automática activa o sugiere esas funciones. Por ejemplo, si todos los días de invierno en más o menos el mismo horario el conductor enciende la calefacción del asiento y volante, el sistema aprenderá y por sí solo encenderá ésta función tal y como al usuario le gusta, incluso aprendiendo sobre acciones entre los diferentes perfiles que se hayan guardado en el vehículo. Por otro lado, el cuadro de instrumentos es altamente configurable y permite tener estilos análogos, creando un aspecto elegante además de tener fácil lectura para toda la información necesaria.

Además de ello, el pasajero tiene el Core Driver Display, una pantalla independiente para tener también control de navegación o música y conocer el estado del auto. Dependiendo del mercado, el copiloto incluso puede ver la tele o videos, que por el ángulo impide al conductor ver esta pantalla para evitar distracciones.

MBUX Hyperscreen estará disponible de manera opcional en el nuevo EQS, el flagship eléctrico con 700 km de autonomía pero también la marca adelanta que este año presentarán 4 eléctricos en total, entre ellos EQA, siendo el próximo lanzamiento de la marca.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta