Este año Cadillac cumple 120 años de ser fundada y recientemente presentaron un auto inspirado en aquellos modelos que tanta presencia le dieron a la marca y que a su vez, adelantan trazos y tecnologías en los vehículos por venir.

Contrario a lo que podría pensarse, Celestiq es un sedán estilizado que muestra elementos del más reciente eléctrico de la casa, Lyriq, con «parrilla» expresiva que desemboca en unos faros verticales, rines de gran tamaño pero sobretodo, una silueta tipo fastback que roba la mirada. Parte de la inspiración del diseño tiene que ver con las obras del arquitecto Eero Saarinen, que destacan por modernistas con líneas curvas evocando al futuro, pero también recordando a modelos como Eldorado Brougham de 1957. La trasera adopta grupos ópticos divididos que son ese toque futurista.

El interior presume materiales de gran calidad junto con innovaciones tecnológicas como una pantalla de 55″ donde el copiloto podrá ver una película sin distraer al conductor. Además, cuenta con un techo panorámico dividido en cuatro secciones con tecnología Suspended Particle Device que permite opacar el cristal y así disfrutar independientemente del camino o contenido multimedia.

Si bien no hay cifras de potencia, rango o cargas, Celestiq estará basado en la plataforma Ultium con producción en la planta Global Technical Center de Michigan que recibirá una inversión de $81 millones de dólares.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx