Audi comenzó su estrategia de SUV eléctricos de grande a chico hablando de dimensiones, con el turno de presentar Q4 e-tron, que tal como su nombre numérico lo indica, se posiciona entre Q3 y Q5.

Para el tema estético, continúa la esencia de eléctricos de Audi al tener un sello de casa con parrilla Singleframe plateada que de cierto modo se une a los faros. Agrega algunas secciones en negro brillante que le dan una máscara. El lateral es limpio aunque con algunas protuberancias en las puertas y pasos de rueda que le dan carácter mientras que la trasera lleva la barra de luz, fascia negra con difusor plateado y una diferencia en la caída de techo propia de la carrocería Sportback.

La cabina presenta una mayor diferencia con respecto a e-tron pues el volante es distinto ahora con el emblema bidimensional, HUD con realidad aumentada, cuadro de instumentos digital de 10.25″ y pantalla central de hasta 11.6″ con mandos físicos para el climatizador. Destaca la consola central flotante desde donde se controla la palanca de velocidades además de que las vestiduras y parte del tablero están hechas de PET reciclado.

Hay 3 opciones de potencia y baterías, siendo las siguientes:

  • Q4 35 e-tron: con una batería de 55 kWh y motor eléctrico en el eje trasero es que genera 170 hp y es capaz de recorrer hasta 341 km.
  • Q4 40 e-tron: con una batería de 82 kWh y motor eléctrico en el eje trasero es que genera 204 hp y es capaz de recorrer hasta 520 km.
  • Q4 50 e-tron quattro: con una batería de 82 kWh y dos motores eléctricos es que genera 299 hp y es capaz de recorrer hasta 488 km.

Usando cargadores rápidos de 125 kW puede recuperar 130 km en tan solo 10 minutos y también recibe cargas de hasta 11 kW. Entre los asistentes de manejo llaman la atención el control crucero adaptativo, cámaras de entorno.

Audi Q4 e-tron en carrocerías SUV y Sportback será producido en Zwickau, Alemania, con fecha de lanzamiento en junio para Europa.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta