Durante 2018, Peugeot lanzó en México la segunda generación de 3008, el SUV compacto que vino a revolucionar la marca no sólo en nuestro país sino en todo el mundo y es que apostaron por un diseño sofisticado, última tecnología, gran manejo así como la innovadora postura de conducción llamada i-Cockpit, elementos que le valieron el título de Car Of The Year 2017 en Europa. Poco tiempo después conocimos la variante de 7 pasajeros, llamada 5008, que comparte lo anterior mencionado.

El tiempo pasa y aunque siguen estando vigentes estética y mecánicamente, recibieron una manita de gato para adecuarse al aspecto de su hermana menor, 2008, sobretodo al frente con una parrilla sin marco que resulta mejor unida a los faros, más delgados. Ahora todas las versiones llevan luz Full LED al frente junto con una tira vertical que emula un colmillo para la luz de día y direccionales. También, a la orilla del cofre se sitúa el nombre del vehículo como guiño a los modelos de los años 60 y 70.

La parte lateral se mantiene intacta, con el techo en negro y elementos cromados de formas asimétricas pero ahora con unos rines de 19 pulgadas para la versión GT tanto de 3008 como de 5008 mientras que la posterior es más bien sutil al eliminar las luces rojas a favor de elementos de policarbonato para darle mayor continuidad a la franja negra, encendiendo de rojo al prender el vehículo. Esto proporciona mejor iluminación así como un aspecto tridimensional. Las direccionales ahora son dinámicas, muy al estilo alemán, y la luz de reversa ahora es LED.

Como el interior es donde más convivimos, los cambios se centran en nueva tapicería de cuero y Alcántara, material también presente en puertas y tablero pero también con una nueva pantalla táctil de 10 pulgadas que dispone de de navegación, conectividad Android Auto y Apple CarPlay y la gestión de diversos asistentes del auto.

Viajamos a Acapulco para conocer de cerca los cambios de 3008 y 5008 pero también para manejarlos pues existen también mejoras en éste rubro para ofrecer una conducción más segura. La ruta de del puerto a la CDMX a bordo de un 3008 HDi, que aunque mantiene el 2.0 diesel de 150 hp y 370 Nm, ahora lleva una transmisión de 8 velocidades. Por otro lado, el motor 1.6 THP a gasolina se queda intacto, con 165 hp, 240 Nm y transmisión de 6 velocidades.

Como sabemos, los motores diesel se caracterizan por su gran torque y bajos consumos, cosa que pudimos comprobar en este viaje pues en todo momento hay fuerza necesaria para subir el ritmo fácilmente. A pesar del característico sonido de este tipo de motores, la cabina de 3008 es sumamente silenciosa, incluso a altas velocidades. Esto es algo de lo que convierte a Peugeot en la marca generalista de más alta gama, pues la insonorización y calidad de marcha son de lo mejor en el segmento, prácticamente a niveles de autos de lujo.

Como buen viaje en carretera, la música no puede faltar y es que en las versiones GT existe el sistema de sonido Focal, de alta calidad y con buena respuesta. Otro elemento muy útil es la función de masaje para los asientos delanteros, donde se puede elegir entre varios tipos además de 3 niveles de intensidad, lo que evita que nos bajemos entumidos.

La mejora en la transmisión, ahora de 8 velocidades en el motor diesel, es que los cambios son más suaves y permiten ir holgadamente a ritmos de 140-150 km/h, favoreciendo también a los consumos. Cabe mencionar que a la llegada a la CDMX habíamos usado poco más de medio tanque. También exclusivo en la versión GT diesel de ambos SUV es que el sistema de detección de carriles ahora lee de diferente manera las líneas del pavimento para mantener en el centro al vehículo en lugar de ir “rebotando” entre ellas.

Ya disponibles en los distribuidores nacionales, Peugeot 3008 y 5008 2022 tienen los siguientes precios y versiones:

3008 Active$509,900
3008 Allure Pack$574,900
3008 GT$649,900 – $689,900 (HDi)
5008 Allure Pack$629,900
5008 GT$709,900 – $749,900 (HDi)

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

By Bruno Dagio

Deja una respuesta