Cancún, Quintana Roo- En una prueba de manejo, que consistió en aproximadamente 300 kilómetros, hemos podido conducir el nuevo producto de la marca francesa. Un auto enfocado para las familias y para aquellos que están buscando eventualmente la libertad que te da el abandonar la ciudad y tomar carretera para salir de la rutina.

Según cifras reveladas por directivos de la marca, el año pasado Peugeot obtuvo un crecimiento del 34% y en gran parte se debe a la satisfacción que el cliente ha reflejado en las encuestas de salida, colocando a la marca en el mejor momento de postventa que ha tenido en toda su historia en México.

Bajo esta premisa y en el cálido clima del sureste, pude conocer más de cerca un vehículo que se desprende de los atributos de 3008, sumados a los del 208. Desde julio del 2011 se ha trabajado en el diseño definitivo de este vehículo crossover que hoy conocemos como 2008 y que llegará proveniente del este de Francia a los distribuidores mexicanos.

En el diseño exterior llamo mi atención la parrilla flotante, los faros delanteros con luz diurna LED, toldo panorámico, barras en el techo, rines de aluminio de 16” y las luces traseras características de Peugeot en forma de bumerang y con luces LED.

Ya instalada en el interior tuve oportunidad de ocupar tres distintos lugares. Al volante les puedo decir que la sensación de manejo es muy similar a la del 208, ya que comparte prácticamente todos los elementos que su hermano menor, incluido el pequeño volante muy similar al de un go-kart. El motor es 1.6 litros con 120 caballos de fuerza y 160 Nm; en carretera y a la altura del nivel del mar se mueve bien, es estable y cumple perfectamente bien con las normas de seguridad, de hecho obtuvo 5 estrellas en las pruebas EuroNCap. La caja tiptronic de 4 velocidades quizá no es su fuerte, pero también estamos conscientes del peso del vehículo (1140 kgs), del equipamiento que tiene y que no es un auto creado para llevarlo a velocidades extremas. Durante el recorrido de Mérida a Cancún manejamos en ciudad a bajas velocidades y en carretera a un promedio de 160 km/h, el rendimiento de combustible mixto nos dio alrededor de 15 kms/lt.

En la posición de copiloto, pude apreciar más los aspectos de confort y entretenimiento, nuevamente los asientos tienen una configuración muy similar a la que encontramos en 208; la pantalla táctil de 7 pulgadas sumamente amigable y sencilla de operar, la palanca de freno de mano con diseño tipo avión, la doble conexión de usb, 6 bocinas y la rápida conectividad, así como la iluminación LED interior, son algunos de los aspectos que resaltaron.

Cuando viaje en la parte trasera encontré buen espacio pero honestamente no la posición más cómoda en los asientos, quizá se deba a la angulación de los mismos; pero dos adultos deberán estar bien viajando aquí; eso sí el espacio en cajuela es el mejor dentro del segmento.

La marca francesa ha anunciado que únicamente se venderá una versión de este 2008 denominada Feline, la cual cuenta con ESP, ABS, hill assist, 2 airbags delanteros, 2 airbags laterales, sensor de lluvia, aire acondicionado de dos zonas, sistema de navegación, asientos delanteros regulables en altura y profundidad, asiento trasero abatible 60/40, sensor de reversa, entre otros. El precio de esta versión única será de $299 mil 900 pesos y estará disponible en los distribuidores a partir del 25 de Enero.

Esta nueva oferta de Peugeot competirá contra productos como S-Cross, Trax, Duster y Ecosport, al mismo tiempo la marca lanzará el programa Peugeot Cumple, en donde enfatizará en 8 distintos compromisos, enfocados a la satisfacción del servicio para el cliente.

Deja una respuesta