La nueva era de deportivos de BMW finalmente llega a México con los nuevos M3 y M4, ambos con apellido Competition, para continuar con la tradición de deportividad y adrenalina que los apasionados de la velocidad han llevado por 6 generaciones del compacto alemán sin importar si buscan un sedán, más práctico para llevar a la familia, o un coupé, mucho más personal y con silueta más sexy.

Sin duda el mejor escenario para conocerlos es en pista, razón por la cual la marca nos invitó a probar ambos vehículos en un entorno controlado donde maniobras a alta velocidad y un poco de drifting no se hicieron esperar. ¿Quién en su santo juicio no haría lo mismo teniendo una pista para sí mismo durante unas horas?

Comenzamos con M3 Competition por dos motivos: tenía habilitado el modo de manejo Track y era color São Paulo Yellow, algo que me parece idóneo para autos deportivos por su gran personalidad y contraste con la fibra de carbono. Adicional a esto, esta unidad en particular tiene varios extras muy interesantes, como los rines de 19″ al frente y 20″ atrás (de serie son 1″ más chicos en cada eje), Digital Key, calipers pintados en rojo y los espectaculares asientos en fibra de carbono que sujetan de una manera perfecta además de lucir fantásticos, cuyo precio ronda los $87 mil.

Antes de hacer alguna locura, lo mejor es siempre dar un par de vueltas tranquilas para conocer el auto y generar un vínculo con él. Suena raro, pero es como cuando se conoce a una persona, hay que pasar algo de tiempo para saber de qué va. Recordemos que bajo el cofre de ambos modelos habita un motor de 6 cilindros en línea, 3.0 litros biturbo de 510 hp y 650 Nm que van a dar a las ruedas traseras mediante una transmisión de 8 velocidades configurable en la velocidad de los cambios.

El sonido del motor es tal como se espera de un M, ronco y agresivo. Al andar por pista responde al instante en el que pisamos el acelerador o giramos el volante, ofreciendo diversión absoluta que junto al motor, nos pega al respaldo y eleva el ritmo cardiaco. Es aquí donde los asientos de fibra de carbono brillan pues apenas y nos movemos pero ojo, si vas a usar mas tu M3/M4 en carretera y ciudad mejor opta por los de serie que tienen buen soporte pero sobretodo más acojinamiento.

El modo Track consiste en apagar la pantalla central y poner todos los ajustes de dirección, suspensión, motor, escape y transmisión en su parte más visceral. Cuenta también con dos botones rojos llamados M1 y M2 que son configurables para que al presionar alguno de ellos, cambie al setup que deseamos sin tener que hacer ajustes individuales.

Por otro lado, M4 tiene una silueta más atrevida dada su carrocería coupé, con proporciones atractivas y otros extras también interesantes. Entre ellos encontramos faros Laser, fibra de carbono en tablero, consola central, volante y paletas de cambio así como los mismos rines de M3.

Fue con éste modelo que hicimos unas vueltas algo más rápidas ya que teníamos mejor medido el circuito y el desempeño del auto, disfrutando más de cada curva, que es lo que más divierte. La magia de la tracción trasera es que impulsa al auto y esto crea una experiencia distinta tras el volante, adictiva y emocionante.

Para finalizar el día, nada mejor que intenta quemar un poco de llanta a bordo de M3. Para esto es necesario pasar la transmisión a modo manual y apagar las asistencias además de iniciar el M Drift Analyser, modo que califica nuestras aptitudes en este rubro. Esto es algo que a simple vista luce muy sencillo pero se requiere práctica para lograrlo majestuosamente. Se comienza por acelerar suave y constantemente alrededor de un cono para luego darle más fuerza al acelerador y así lograr que el eje trasero «pierda» el control. Por su parte, el volante tiene que mantenerse de tal manera que tengamos la misma trayectoria mientras que la transmisión debe quedarse entre primera y segunda velocidad. Es un ejercicio de constancia y paciencia pero también de muchas llantas nuevas sin dejar de lado una buena dosis de adrenalina y quizá algo de temor para el acompañante.

Ya disponibles en los distribuidores de la marca, BMW ofrece los nuevos M3 y M4 exclusivamente en la versión Competition que sin seleccionar algún extra, tienen los siguientes precios:

BMW M3 Competition$1,930,000
BMW M4 Competition$2,030,000

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

By Bruno Dagio

Deja una respuesta