Un ícono de la industria automotriz norteamericana es, sin duda, Chevrolet Corvette, un deportivo que desde 1954 ha adornado la pared de entusiastas y acelerado el corazón de quienes lo han podido conducir. Incluso, personalidades como Cindy Crawford o Joe Biden comparten la pasión por este modelo que ahora, en su octava generación, destaca por contar con motor trasero central por primera vez.

De aspecto musculoso y con cierto aire italiano, Corvette Stingray luce más esculpido que nunca en gran medida porque ahora posee líneas más largas y aerodinámicas que lo vuelven el centro de atención por donde sea que circule o incluso se estacione pues el motor es visible desde el exterior, lo que deleita a la pupila. A esto se le suman 12 colores exteriores, 13 posibles combinaciones interiores, 4 colores para calipers y 4 diseños diferentes para rines, haciendo al de por sí exclusivo Corvette en un vehículo sumamente personalizable.

No menos importante, la cabina es algo sumamente atractivo pues el diseño tipo nave espacial hace que todo esté más al alcance del conductor, como la tira de botones que controlan diversas funciones de climatización además de un volante chato con cuadro de instrumentos de 12 pulgadas, HUD y pantalla de 8 pulgadas. Para el uso en pista, existe la posibilidad de insertar una tarjeta SD para grabar nuestras vueltas y así conocer cómo nos desempeñamos.

Ahora bien, la joya de la corona es el V8 de 6.2 litros, 495 hp y 570 lb-ft con transmisión automática de 8 velocidades que van a dar a las llantas traseras, emocionando a propios y extraños pues el simple sonido del motor es espectacular. Cuenta con 5 modos de manejo (Tour, Sport, Track, Weather, My Mode y Z Mode) junto con suspensión Magnetic Ride Control 4.0 y un interesante sistema que eleva el frente de Corvette hasta 40 milímetros en 2.8 segundos para que no pegue en rampas o topes, mismo que se puede configurar con base en el GPS para que automáticamente suba al llegar a los lugares que guardemos.

Claro que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, es por eso que de serie lleva frenos Brembo de alto desempeño, bolsas de aire frontales y laterales, cámaras delantera y trasera, alerta de punto ciego y de cruce de peatones así como el sistema OnStar que además de ofrecer WiFi 4G LTE también funge como concierge o de apoyo en situaciones de emergencia, ya sea desde el interior del auto o desde la app disponible tanto para iOS como Android.

Disponible en las Chevrolet Performance Stores del país, Corvette Stingray tiene los siguientes precios y versiones:

Corvette Z51 Coupé$2,510,900
Corvette Z51 Coupé Performance Package (Unidad probada)$2,710,900
Corvette Z51 Convertible$2,790,000

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

Deja una respuesta