Cementerio de Pere-Lachaise y las catacumbas

Cuando uno piensa en París, evoca la torre Eiffel, los Champs Elysees y todos los atractivos de la ciudad Luz, pero también hay algunos lugares para quienes buscan algo más oscuro y turbio. El primero es el cementerio Pere-Lachaise, que es uno de los más grandes de la ciudad y sitio donde se encuentran las tumbas de gente famosa como Jim Morrison, María Callas, Chopin, George Mellié y una larguísima lista de personajes reconocidos. Aunado a este morturio recorrido, también se pueden visitar las entrañas de París a través de las catacumbas, en donde fueron colocados miles de huesos de cementerios que hacían mal manejo de los cadáveres propiciando enfermedades e infecciones. El turista puede bajar a este sitio de un kilómetro aproximadamente (y representa menos de 1% de todas las catacumbas) y ver paredes y paredes llenas de cráneos y huesos que miran silenciosos desde épocas ancestrales, el pasar del tiempo en el silencio y quietud de este lugar.

Visitar la casa de las muñecas en Xochimilco y la leyenda de la llorona

Xochimilco es una de las zonas más antiguas de la Ciudad de México y un reflejo de cómo debió haber sido en la época de los Aztecas, cuando todo estaba rodeado de canales de agua y vegetación. Pues es en esta zona donde se ubica un canal que lleva precisamente a la Isla de las Muñecas, que hasta hace poco se convirtió en sitio turístico, pues antes era una propiedad privada y fue el dueño quien comenzó a poner muñecas que encontraba tiradas en la calle en toda su isla, para alejar a una niña que se aparecía en su isla y que se decía que se había ahogado en un canal cercano al enredarse con los lirios. Hoy las muñecas sin ojos, manchadas, rotas y despeinadas miran al visitante que se anima a desembarcar en la isla. Es también en esta zona de Xochimilco donde se dice que aún se escucha a aquella mujer que se lamenta por las noches tras haber ahogado a sus niños en el agua y que por su pecado aun no encuentra la paz y se convirtió en la leyenda de La Llorona.

Prisión de Alcatraz

San Francisco es una ciudad en la que hay un poco de todo, incluyendo, si, una de las prisiones más inexpugnables del mundo y que hasta 1972, fecha en que se convirtió en parque nacional y sitio para visitas turísticas, nadie había podido escapar de ella –se dice que solo 3 presos lo lograron, aunque la policía dijo que se habían ahogado, aunque nunca se comprobó porque nunca se encontraron los cadáveres-. Durante la visita a este sitio hay manera de revivir la experiencia de estar encerrado en una celda, las frías temperaturas o el agobiante calor y la desaolación de estar en esta prisión, también llamada “The Rock”.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

By Daniel Torrance

Deja una respuesta