Se ha hablado de que la cocina mexicana es la segunda más variada del mundo, después de la comida china y hace poco se hizo incluso un debate acerca de los platillos callejeros más deliciosos, donde quedaron ganadoras las tlayudas, originarias de Oaxaca. Es difícil determinar los 5 platillos más representativos de la comida mexicana, pues cada región tiene infinidad de opciones y siempre dependerá de cada paladar, pero en un modo objetivo, estos son los que considero los 5 platillos más destacados de México.


1) Tacos al Pastor. Mucho se habla de que el taco proviene de los países árabes, puede ser cierto, pero es un hecho que en nuestro país se ha consolidado y no solo eso, sino que el famoso taco al pastor se ha convertido en el platillo típico de la Ciudad de México. Sin importar eso, es un hecho que la carne de cerdo adobada, acompañada de cilantro, cebolla, piña y alguna salsa picante, es el platillo más representativo de esta ciudad; la carne va montada en un tronco y asada a fuego directo y despachada directo a la tortilla y como si fuera un show algunos lugares hacen prodigios en arrojar la piña que se encuentra en lo alto del tronco, para atraparla directamente en la tortilla. Para los trasnochadores es el platillo preferido o para el que quiere tomar un taco muy diferente de todos los demás.


2) Chiles en nogada. Este platillo tiene varias características que lo categorizan como único y además en un nivel Premium: tiene su origen histórico cuando unas monjas lo ofrecieron a Agustín de Iturbide y trataron de representar con dicho platillo la bandera mexicana (verde por el chile, blanco por la nogada y rojo por la granada); aunque ya se come en todas partes y con una enorme cantidad de variables que incluyen variantes de chiles, rellenos e incluso formatos. Tiene su origen en Puebla y es sumamente caro, por su elaboración ya que lleva muchos productos y tiene una cierta temporalidad ya que solo puede ser preparado entre agosto y octubre, que es cuando se consigue la nuez de castilla y la granada.


3) Escamoles. Muchos sin duda no probarán los insectos por meras cuestiones ideológicas, pero cuando se pasa esa barrera, estos huevos de hormigas, son una delicia y uno de los platillos más costosos, pues se equiparan al caviar o al paté de Fois Gras. Son originarios de Tlaxcala, aunque cada vez es más fácil conseguirlos en otros sitios. Fritos en aceite, acompañados de epazote y montados en tortillas recién hechas en comal son una delicia que proviene de mucho antes de la conquista de los españoles.


4) Mole. Este es un platillo que se pelean Oaxaca y Puebla, aunque ha ido ganando terreno Oaxaca, pues se ha dado a la tarea de ir añadiendo variantes. Se dice que su preparación demanda hasta 50 ingredientes, entre especias, chiles, verduras y chocolate. Lo hay negro, que es el típico de Oaxaca, pero también se le puede encontrar rojo, verde (Pipián), amarillo y hasta blanco y ya sea en enchiladas o acompañado de pollo o pavo, acompañado de ajonjolí y un arroz con verduras, es uno de los platillos que ha trascendido fronteras y se ha vuelto referente de la comida mexicana.


5) Cochinita Pibil. Proveniente de Yucatán, este platillo elaborado con achiote, carne de cerdo y acompañado con cebolla morada y chile habanero es para estómagos templados, pero sin duda una de las delicias de la comida mexicana.
Se puede tomar en tortas, tacos o los famosos panuchos, que es una tortilla que se abre por la mitad, se le añaden frijoles y se fríe. Un platillo muy local, pero un éxito nacional.

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

By Daniel Torrance

Deja una respuesta